Los más eficientes parques nacionales y naturales del Perú

El Perú es un país enorme, rico en vida y ecosistemas, con lo que miles y miles de kilómetros cuadrados de este territorio están protegidos por el gobierno nacional o por diferentes autoridades regionales.

Mientras que algunos procuran un cómputo entre la conservación de la naturaleza y el desarrollo económico de la zona, otros procuran la protección absoluta del suelo, la vegetación y la fauna, transformándose en auténticos templos donde los viajantes pueden gozar de incoparables experiencias en contacto con la vida silvestre.

Los parques nacionales del Perú más naturales y protegidos que podrías saludar

Presentamos 5 parques nacionales en el Perú, indicados para quienes desean conocer el paraíso a sólo algunos kilómetros de la metrópolis.

Parque Nacional de Cutervo

Es el el primer área declarada protegida del Perú por el hecho de que está habitada por esenciales especies autóctonas de la región, como los célebres Guácharos, las aves nocturnas que se alimentan sólo de nueces y frutas.

Conviven en la denominada Gruta de los Guácharos, la atracción más esencial del parque, donde también vive la especie endémica de bagre «gruta».

Como se supone, este parque es perfecto para viajantes que agradan de la espiritualidad. Se sitúa en el área baja del departamento de Cajamarca, dominada por un bosque húmedo, y los observadores de aves pueden gozar de especies exóticas como el cuarzo dorado y el gallo de las rocas.

Como una parte del sistema de salud peruano, su relevancia tanto para la conservación de las clases de este ecosistema para la preservación de las primordiales fuentes de h20 del país es incontrovertible.

El más indicado instante para gozar de todas y cada una sus atracciones, travesías y campin es entre julio y octubre.

Parque Nacional Cerros de Amotape

Ubicado en el norte de Perú, entre los lugares secas de Piura y Tumbes, es el bosque seco ecuatorial mejor preservado de toda la zona del Pacífico.

El Tumbes, único río navegable de la costa del Perú, cruza el parque y es su primordial fuente de vitalidad.

Se asevera que pasear por sus rutas crea la percepción de que en la mitad de una área que antes sólo ofrece playas, viento y arena, hay un oasis de vida.

No se imagina que a lo largo de algunos días de estadía se puede obserbar el sospechoso tigrillo, ciertos otros especímenes del cocodrilo americano, y con solo un poco de suerte frágiles y enormes nutrias.

Sin olvidarnos las cuatrocientas variedades de aves que acompañarán su viaje y los árboles misteriosos y autóctonos que los resguardan.

Hay guías en el parque que demuestran mejor la relevancia de este ecosistema para la estabilidad de las especies nativas de la zona y para la sostenibilidad de la vida humana en exactamente la misma.

Existen algunas opciones de alojamiento y parcelas, si bien es mejor saludar la pág. web de SERNANP para más información.

Parque Nacional Cordillera Azul

Recubre la zona de transición en medio de los Andes y la selva del Perú y resguarda la vida de cientos y cientos de miles y miles de animales que habitan en ecosistemas frágiles y sorprendentes.

El área, que engloba más de un millones de hectáreas, está dividida en 4 secciones separadas y es el hogar de los bosques de montaña originarios, lo que la transforma en una zona privilegiada para la conservación de la naturaleza.

Los más abundantes en estos bosques son las aves, caracterizadas por sus colores refulgentes, sus alas alargadas y el misterio de miradas como el impresionante águila arpa.

El parque es también el hogar de la etnia Cacataibo-Camano, gente en aislamiento voluntario que, a través de la designación de una zona de reserva, puede seguir su vida a su forma en la tierra de sus predecesores.

Por la enorme sensibilidad de los factores ecológicos y culturales de la región, el turismo está controlado por el Estado.

Para conocerlo, es indispensable conseguir un permiso y llevar a cabo con determinados requisitos. En esta pág. localizará contactos para empezar la administración.

Parque Nacional Huascarán

Estamos hablando de un área protegida de gran valor, con 16 picos nevados en su territorio, de 6.000 metros de altura, que ofrece abundantes y embriagadores lagos y glaciares.

Situado en el estado de Ancash, en donde se encontraron los restos de los primitivos habitantes del territorio nacional, es también una esencial protección de la historia y la cultura nacional. También se han hallado huellas de dinosaurios y fósiles del periodo Pangea.

Por estas y algunos otros razones, Huascarán es un sitio ideal para montañeros y aventureros, puesto que nos ofrece incoparables experiencias de exploración en la mitad de increíbles paisajes, pero en toda ocación como recompensa al esmero, a la paciencia y al respeto.

Aquellos que estén interesados en gozar de algunos días conociendo el centro de esta reserva pueden hacer actividades como trekking, mountain bike, escalada, esquí, pesca, paseos en bote y otras.

Lo idóneo es contar con un buen equipamiento de montaña y la voluntad de gozar de una travesía donde el h20, el hielo y los fríos y verdes bosques juegan el papel primordial.

Parque Natural del Manu

Ubicado en medio de los campos Cusco y Mamá de Alfa y omega, es visitado por cientos de visitantes que, después de continuar múltiples días en el precioso Val Sagrado, deciden intercambiar el frío de la montaña por la cálida humedad de la jungla.

También se halla en la transición del ecosistema andino a la región amazónica. Sin embargo, es demasiado más alcanzable que el Parque Cordillera Azul y el ecoturismo está muy avanzado.

En el territorio del Manu, además de ser entre los sitios megadiversos del Perú, cohabitan 6 etnias indígenas, que en toda ocación han tenido y tendrán una relación directa con la dinámica de la vida en la Amazonía.

En urbes aledañas como Cusco o Puerto Maldonado, las excursiones y tours se ofrecen para absolutamente todas las edades y preferencias. Dado a que la naturaleza es espesa y hay diferentes especies animales, es conveniente saludar el sitio con guías o conocedores de la zona.

Deja un comentario